SENTIR DE FORMA INTELIGENTE LA NAVIDAD

CMYK básico

Mientras que para algunas personas la Navidad es una época de alegría, descanso, ocio y disfrutar de la compañía de sus seres queridos, para otros es sinónimo de estrés. El gasto económico, compras, preparar los menús, decidir dónde celebrarlas, son algunas de las principales causas, y por supuesto…las emociones que genera en nosotros.

Vienen días agitados, de grandes emociones, reencuentros, y también…de compras, prisas, y grandes ingestas de alcohol y comida. Por ello, a veces nos vemos sobrepasados por nuestras propias emociones, y en ocasiones se produce un “secuestro emocional” que nos lleva a decir y/o hacer cosas que no queremos.

Para sentir con inteligencia la navidad es fundamental tomar consciencia de que no hace falta que se cumplan todos nuestros sueños para ser felices, con tener la ilusión y el entusiasmo e intentar conseguirlo ya estamos siendo felices, en el camino hasta los sueños también podemos disfrutar hasta conseguirlo.

La nochebuena, el fin de año…son noches especiales pero duran sólo unas horas, se consciente de ello. Una vez más, tu tienes el poder de decidir cómo la quieres vivir, y si no, ¡mañana será otro día!, y tendrás otra oportunidad de decidir cómo quieres vivirla.

La gente feliz tienen en común que disfrutan de las pequeñas cosas. Para sentir con inteligencia una de las claves es tener un propósito en la vida, levantarte por la mañana una meta.

El bienestar psicológico se puede lograr incluso en los escenarios más hostiles que podamos imaginarnos, se necesita fortaleza es cierto, pero todos la tenemos lo que hay que hacer es entrenarla. La ilusión del día a día es la que nos permitirá remar hacia nuestros sueños. Por eso es importante tener un objetivo a corto, a medio y a largo plazo. 151807fbf1ba5a6e5c4067de9dc8affe

¡Estamos vivos y mientras estemos vivos tenemos la capacidad de ilusionarnos y contagiar a los demás de esta ilusión!

El sufrimiento puede aparecer y no es negociable, no podemos elegirlo, pero la actitud si la podemos elegir y trabajar para que sea la que nos permita seguir avanzando, a pesar de ese sufrimiento. Recuerda: Tú puedes elegir con que emoción quedarte ante un hecho u otro.

photo-1454486837617-ce8e1ba5ebfeLa mitad de la alegría consiste en hablar de ella”

Esto que significa, que hay que optimizar, tener mente positiva, si pensamos todo el rato en negativo los resultados van a ser negativos, atraemos lo que pensamos. Somos lo que pensamos.

Para sentir de forma inteligente, debemos trabajar en traer los pensamientos positivos, si al final pensamos que todo nos sale mal, que no vamos a poder, si estamos todo el día quejándonos…terminamos incluso enfermando. Las células de nuestro cuerpo están sanas cuando tenemos pensamiento positivos, nuestro cuerpo es muy sabio. De ahí la importancia de entrenar nuestra mente de la misma forma que entrenas tu cuerpo, para vivir de forma saludable (si quieres entrenar tu mente consulta nuestros programas de entrenamiento para una vida plena  escríbenos a contacto@emocionysalud.com y te informamos)

Hay que estar preparado para que venga lo que venga tengamos la actitud para superarlo. Cuidado con lo que sueñas porque llega. Y a veces más rápido de lo que pensamos, por eso hay que estar preparado.

Sentir con inteligencia la Navidad, es adoptar actitudes que no sólo nos van a servir para estas fechas, sino que pueden ser el punto de partida para sentir con inteligencia la vida.

Una de esas actitudes fundamentales es no dejarse contaminar, debemos potenciar y motivarnos. En estos días es fácil que se de la irritabilidad, el mal humor, las prisas… ¡Debemos dar un capotazo!

En estas fechas de Navidad, lamentablemente, es común oír hablar y vivir o haber vivido peleas, discusiones, hay muchas gente que no sabe beber, hay un consumismo que nos genera estrés. La Nochebuena es una cena donde muchas veces salen temas que no deberían salir, y se generan discusiones y malos entendidos todo ello por una ansiedad y estrés generado en los días anteriores por los preparativos.

Hay temas que si no se han tratado antes con los amigos y los familiares, no es el momento adecuado hacerlo durante estas cenas y comidas dónde nos juntamos todos y el objetivo sólo es pasar un rato agradable.

6b61aea4201b408d340024365044e044Siente esas cenas con inteligencia emocional, y para ello nosotros te recomendamos elaborar una deliciosa mermelada emocional, y ¿cómo lo hacemos?: busca todas esas situaciones agradables que hayas vivido y guardalas en un botecito imaginario para que en momentos donde te pase algo negativo, sacarlo y que nos ayude a ser más resolutivo.

Se trata de conservar momentos buenos, imágenes bonitas que hemos vivido, para usarlas en momentos menos agradables.

Hay que hacer limpieza de las relaciones insanas, gente tóxica para ti. Con esto no proponemos que tengas que eliminarlas de tu vida para siempre. Puedes tomarte un café con esa persona pero no ser la indicada para contarle los sueños de tu vida, por ejemplo, porque son de esas personas que boicotean. Esas personas que siempre se quejan, o te miran como si estuvieras loco por seguir tu proyecto, personas que no quieren que les ayuden…personas grises.

Así que en estas fechas de Navidad en especial vamos a rodearnos de gente que nos potencie, que nos llene de energía.

Las conversaciones que no hemos abordado a lo largo de los días no las vamos abordar ni el día de Nochebuena, ni el de Nochevieja.

No es el momento cuando está toda la familia y todos los amigos reunidos. Aquí vamos a sacar nuestra mejor versión, y esas emociones no se trata de reprimirlas, se trata de identificarlas y abordarlas en el momento adecuado. En el día a día.

Potenciemos nuestra imagen, la imagen nos ayuda a potenciar la actitud positiva. No seas adicto al aprecio ajeno, evita el síndrome de la amabilidad crónica, aquello de querer quedar bien con todo el mundo y al final, te olvidas de tus deseos, ¿tu que quieres en la vida? ¿qué es lo que te hace feliz? ¡Conócete!

No te pongas límites, no te autolimites, no hagas muros, traza puentes. Que nadie te diga que no puedes. Se puede, desde luego con sacrificio y voluntad, y momentos más duros que otros, pero se puede. Ser feliz es una decisión, conviértete en lo que piensas y se optimista. Contagia de energía a los demás y cree en la suerte. La suerte favorece a la mente preparada, ¿Y qué significa esto?: Entrenar a tu mente.

012e716b41fb191f98d0127c4f7e28e9

Para sentir con inteligencia la Navidad, en estos días vamos a evitar gritar, digamos las cosas suavecito, con cariño, con especial mimo en esas cenas dónde estamos rodeados de gente que nos quieren y queremos. Hagamos pequeños gestos de gratitud, un guiño, dar las gracias, un brindis, pequeñas cosas que empezarán en estas fechas y no sirve de punto de partida para hacerlo durante todo el año, veámoslo como una oportunidad. Agradezcamos el uso del gracias, por favor y disculpa.

Introduce el sentido del humor, vamos a contagiarnos con la risas que tiene tantos beneficios para la salud, esas endorfinas que liberamos al reírnos. Y recuerda compartir tu éxito, porque compartido sabe mejor y nunca nos olvidemos que el error es un aprendizaje.

inteligente emocional para ir a pasar un buen rato. Disfruta ese momento en el que te estas arreglando para ir a la cena, elige una ropa que te guste y te haga estar cómodo/a y aporte seguridad, ponte una música positiva, haz una pequeña meditación. Lo que se te pase por la cabeza, observalo sin juzgar y lo que tengas que decirle a una persona hazlo de forma individual y elige otro día más adecuado. Los refuerzos, los elogios hay que hacerlos en grupo, y la crítica hay que hacerla en individual, en privado.

En esto días, aprovechando que comemos más de la cuenta, hagámonos unos paseos aprovechando el sol que nos recarga de energía, somos como placas solares, aumenta nuestra energía.

No te rindas, tu salud mental tiene que ver con la ilusión que tengas, así que favorece esa ilusión no sólo para estos días mágicos sino para el resto del año.

Y recuerda, no te machaques, no existe la perfección. No podemos controlar todo así que abracemos la incertidumbre y seamos felices en el momento. Vamos a fluir y no a influir.

¡Felices y emocionantes fiestas!

 

Puede que te interese...

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rss

ASTENIA PRIMAVERAL: ¿QUÉ PODEMOS HACER?

 

astenia primaveral

astenia primaveral

Al llegar la primavera y el buen tiempo aparece un tipo de trastorno estacional, conocido con el nombre de astenia primaveral. Astenia es un término clínico que significa “cansancio”.

Se caracteriza por una falta de vitalidad generalizada y suele ser más en común en mujeres que en hombres en edades comprendidas entre los 30 y 40 años.

Esta sensación de “cansancio” que produce la astenia primaveral está acompañada la mayoría de las veces de otras manifestaciones como:

  • Apatía o falta de energía para desarrollar actividades

  • Altearciones en el sueño

  • Tristeza

  • Pérdida del apetito

  • Pérdida de la libido

  • Disminución de la concentración.

  • Irritabilidad

  • Malestar general, dolor de cabeza

  • Hipotensión arterial

Estos síntomas de la astenia primaveral son siempre de carácter leve y pasajero, no se trata de ningún trastorno psiquiátrico, sino más bien una sensación subjetiva que muestra una mayor vulnerabilidad frente a estos cambios climáticos.

La astenia primaveral comienza en el hipotálamo, una glándula ubicada en nuestro cerebro que regula además de el sueño, el apetito, la sed, la temperatura, etc, la secreción de dos hormonas: melatonina y la seratonina. La melatonina se encarga de iniciar y regular los procesos de sueño y vigilia. La serotonina en cambio está implicada en el estado anímico y la vitalidad de las personas.

¿Por qué ocurre?

decaimiento-herbolario el panalParece ser que la combinación de las horas de luz solar y los ciclos hormonales es la responsable de esta astenia primaveral.

Con la llegada de la primavera, el aumento de temperatura de las horas de luz solar y el cambio de horario, junto con otras variaciones climáticas, produce un control sobre la regulación hipotalámica que influye en un descenso de los niveles de sangre de las hormonas, melatonina y seratonina, y esto produce esa sensación de decaimiento físico e intelectual típico de la astenia primaveral.

¿Y por qué les afecta a unas personas y a otras no?, esto es debido a un factor interno de cada persona no definido. El mismo caso sería el de las alergias, tan típicas también en esta estación del año.

¿Se puede prevenir?

La astenia primaveral puede prevenirse llevando una vida ordenada y saludable, siguiendo una dieta equilibrada de forma que fortalezca nuestro organismo y sus defensas, evitando que factores externos a nosotros reduzcan nuestra energía.

Para prevenir la astenia primaveral podemos seguir unas pautas saludables:

  • Seguir una dieta equilibrada y variada, enriquecida en vitaminas y minerales. Procurar la ingesta de lentejas, quinoa y sobretodo verdura y fruta de temporada. Hay alimentos que favorecen la producción de serotonina, como son los cereales integrales, el aceite de oliva, el pescado azul, las nueces, las semillas de girasol y los quesos frescos, chocolate

  • Beber dos litros de agua al día; hidratar el cuerpo es fundamental, también puede complementarse con infusiones y con zumos.

  • Procurar dormir ocho horas diarias, o las que sean necesarias para sentirnos descansados.

  • Realizar ejercicio físico, además de ser saludable nos hace sentir bien pues reduce la ansiedad, aumenta las endorfinas, regula la respiración, etc

  • Reducir o eliminar el tabaco, bebidas alcohólicas, bebidas excitantes, como el café.

  • Reducir el consumo de bollería industrial ya que la combinación de azúcares, grasas saturadas y harinas refinadas suelen producir en nuestro organismo sensación de decaimiento, cansancio y pesadez generalizada, potenciando la falta de tono vital.

  • Llevar un ritmo de vida ordenado, manteniendo unos horarios fijos para acostarse y levantarse, y también para comer.

  • Practicar la meditación que nos ayuda a relajarnos y a controlar la respiración.

  • Tomar el sol ya que la luz controla los niveles de melatonina, la cual disminuye la serotonina. Por supuesto, con protección solar.

  • Realizar actividades placenteras.

  • Revive recuerdos felices:Puede parecer una tontería pero este simple gesto es capaz de aumentar los niveles cerebrales.

Para superar la astenia primaveral puede ser necesario el aporte de un reconstituyente a base de vitaminas, minerales y extractos de plantas como el ginseng o la jalea real que pueden ayudar a reforzar el sistema inmune.

A veces no nos tomamos en serio los cambios estacionales que pueden estar acompañados de variaciones ambientales, físicas y climáticas. Es importante tenerlos en cuenta porque nuestro cuerpo necesita adaptar sus sistemas a ellos provocando que haga un gasto excesivo de energía. Es necesario regular el sueño, realizar actividad física y sobretodo: sonreír, abrazar y agradecer las cosas buenas que nos ofrece la vida.

Puede que te interese...
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rss

MERIDIANOS Y CHAKRAS: ¿CÓMO AFECTAN LAS OPERACIONES?

los chakras - emocion y saludLos meridianos son los canales que portan la energía que fluye a través de nuestro cuerpo.

Al igual que los chakras, también es importante hacer trabajo con “REIKI” con ellos, ya que conectan muchas partes de nuestro cuerpo y los órganos.

Estos estos meridianos, canales de luz, pueden verse afectados por vibraciones negativas. La cirugía estética, botox, etc., incluso los tatuajes, pueden dañar y bloquear estos canales.

Lo ideal es sólo recurrir a la cirugía en caso de enfermedad, ya que el daño que puede hacer este tipo de intervenciones a los meridianos nos puede llevar a situaciones negativas en nuestra vida.

Estas cirugías provocan bloqueos que pasan del cuerpo físico al etéreo y consecutivamente al emocional, mental y espiritual.

Implantes y cirugía tienen unos efectos. Es lo que se podría llamar “desvío energético”.

Digamos que al poner un implante se incorpora un cuerpo extraño que acaba adheriendose a la piel pasando a formar parte del cuerpo físico. Esto se convierte en un obstáculo en la vía de los canales, por lo que la energía que tiene que pasar por ese canal se desvía para seguir su camino, de forma que hay un bajón de energía por el canal en cuestión, generando a su vez una congestión energética por los otros canales por los cuáles se desvía. Estos vacíos de energía por un lado y excesos por otro pueden causan a corto, medio o largo plazo desequilibrios físicos, mentales, emocionales y espirituales.

Las cirugías, cortes… también provocan bloqueos energéticos. Más si son cortes horizontales.

meridianos y chakras- emoción y saludHaciéndonos a la idea que la piel es como un mapa de nosotros mismos, pensar que si cortamos la piel, podemos perder el mapa o romperlo, y lo necesitamos para ir y volver a nosotros mismos cuando lo necesitemos, a nuestro yo interior, nuestros guías, universo, Dios, como cada uno sienta… Es por eso que merece la pena meditar si es necesario cortar o no la piel sino es por un problema de salud.

Igualmente os podéis preguntar, que entonces, cualquier intervención, aunque fuera necesaria, nos afectaría… y así es, pero no del todo. Se trataría de una cirugía “reparadora”. Por ejemplo, una persona que tiene un accidente o una enfermedad, algo congénito… su karma lo llevó a ese estado o a padecer dicha enfermedad, por lo que en este caso la cirugía sería una oportunidad para reparar el karma.

En definitiva, la decisión de someternos o no a una intervención estética, tatuarnos, ponernos implantes, etc. son decisiones muy respetables. A veces el hecho de sentirse tan mal con uno mismo por como somos físicamente, por un complejo no superado (aunque hay otras formas de hacerlo), o por daños que nos hicieron desde nuestra niñez por insultos crueles e injustificados de otros niños o mayores que no sabemos las consecuencias  que pueden causar a la persona en cuestión durante toda su vida… y mil experiencias más… También nos pueden llevar a tener unos bloqueos tan fuertes como los que nos puede hacer la cirugía y a su vez a enfermarnos. Por lo que hay veces que una operación estética nos puede hacer sentir mejor con nosotros mismos y llenarnos de energía positiva que compense la que perderemos.

Pero sobre todo meditar antes de actuar y conocer las posibles consecuencias de actuar externamente sobre nuestro mapa natural.

En otro post, hablaremos de los diferentes canales o meridianos y como nos afectan a nuestra vida.

Puede que te interese...
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
rss

CUMPLIR NUESTROS PRÓPOSITOS.

los propositos coaching- emocion y salud

Son muchas las veces que al comenzar un nuevo año, o tras un cambio en nuestras vidas decidimos hacer una lista de nuevos propósitos. Y son muchas las veces que cumplimos uno o ninguno de aquella lista que habíamos confeccionado con tanta ilusión. ¿Qué ocurre?, ¿por qué muchas veces nuestros propósitos se quedan en el tintero?

Lo que suele pasarnos es que empezamos a construir “la casa por el tejado” como se dice popularmente, establecer propósitos también requiere tomarse el tiempo para planificar cómo vamos a hacerlo e ir siguiendo un guión, un paso detrás de otro, y sobretodo requiere tener claro el propósito, ¿Qué queremos lograr?, ¿Qué buscamos?, ¿Qué necesitamos?.

Lo primero que tenemos que saber es cuál es el propósito que quiero lograr, y para ello debemos hacer un ejercicio de observación sobre cómo estamos, aquí y ahora, en las áreas más importantes de nuestro día a día. ¿Cómo estás en el trabajo?, o en tus estudios, tu formación, tu rutina diaria de la casa, etc. Dale una puntuación en cuanto al grado de satisfacción que tengas en este área, del 1 al 10, siendo 1 nada satisfecho y 10 muy satisfecho. Una vez lo hayas puntuado hazte esta pregunta “¿qué podrías hacer para mejorar en esta faceta?”.

Esta auto valoración la iremos haciendo por cada una de la áreas: relación con los demás, pregúntate cómo estás, qué podrías hacer para mejorar esas relaciones, el área de la salud tanto mental como física, qué te gustaría cambiar por ejemplo, reducir el estrés, ser menos ansioso, estar más ágil, perder peso, etc. Y por último, el dinero, ¿Qué piensas tu del dinero?, qué relación y qué creencias tienes con el dinero, si eres muy ahorrativo porque te enseñaron de pequeño, si lo ves sólo cómo vía para pasar el mes, si aspiras a mucho o no le das mucha importancia. Una vez tengas clara esa relación dale una nota de satisfacción, en este momento.

De la que menos nota reciba por tú parte saca o escoge tu propósito. Te recomiendo no ponerte muchos propósitos para evitar el fracaso. Comencemos con uno o dos propósitos como mucho.nuestros propositos- emocion ysalud

Enunciemos siempre nuestro propósito en afirmativo, evitando ponerlos en negativos, es decir, enunciaremos nuestro propósito con un “quiero…”, “yo quiero…”, “deseo…”, etc. y no con “ya NO quiero…”

Y seamos conscientes y vayamos un pasito tras otro, que no sea demasiado ambicioso, aunque tampoco nos lo pongamos demasiado fácil, nosotros podemos.

Es importarte ponernos una fecha de cumplimiento, un tiempo de realización: “antes de verano…”, “dentro de seis meses…”. Pon un tiempo.

Una pregunta que me suelen hacer siempre en mis talleres y consultas es la de ¿Cómo saber si estoy avanzando en la consecución de mi propósito?. Es muy fácil, observa aquella área que te dio la pista de dónde conseguir tu propósito. Si tú propósito estaba ubicado en el área de la relación con los demás seguramente notarás “me enfado menos …”, “estoy más con esta persona…”, si era en el área de salud me “iré sintiendo mejor”, “estaré más tranquilo”, etc. Toma consciencia de cada momento y de cómo te vas sintiendo.

Para no fracasar en este proceso de lograr nuestros propósitos es muy importante ¿Dónde está la motivación?, ¿por qué queremos hacerlo?. Esta motivación tiene que venir desde dentro de cada uno, debe ser una motivación personal, interna y no algo que venga del exterior. Para esclarecer esta motivación te recomiendo este ejercicio:

Pregúntate: ¿Para qué quiero hacer esto?, a la respuesta que salga vuelve a preguntarte ¿para qué?

Repite esta pregunta las veces que sean necesarias para llegar a un sentimiento, a un valor, a la verdadera motivación de conseguir tu propósito. Es muy importante saber y recordarte continuamente la motivación sobre todo por si algún día tienes menos ganas pero si tienes claro tu motivación te animarás y seguirás.

Yo recomiendo apuntar en un papel tu propósito y tu motivación y tenerlo cerca, por ejemplo en la mesilla, en el ordenador, en el móvil. Para que lo leas todos los días, si puede ser mejor por las mañanas y por las noches antes de dormir.

¡Enhorabuena! ya tenemos un propósito y una motivación y nos ¡vamos a poner en acción!. Hoy mismo puedes hacer algo, aunque sea pequeño y ya verás cómo te irás sintiendo mejor, cosas pequeñas para evitar el fracaso y no frustrarnos.

coaching cumpliendo propósitos- emocion y salud

Tenemos la libertad de tomar decisiones.

Cuanto más elevas tu nivel de consciencia más te das cuentas de las opciones. Ser conscientes nos aporta libertad.

Elabora tu plan de acción para lograr tu propósito fraccionándolo: las primeras dos semanas un plan, luego otro, llevando acciones poco a poco, un paso detrás de otro, ya que la clave reside en coger el hábito. Por eso insisto en no ponernos varios propósitos a la vez, porque sencillamente no tendremos tiempo para hacerlos.

Recuerda: un plan de acción para las primeras dos o tres semanas, otro para las siguientes. Por ejemplo, tu propósito es perder peso y para ello además de una dieta vas a empezar a hacer ejercicio. Si no estás acostumbrado no te pongas a hacer abdominales, sentadillas, correr… proponte los primeros quince días subir las escaleras en lugar de coger el ascensor. Cuando consigas el hábito ve introduciendo más acciones que te irán ayudando a lograr tu propósito sin fracasar.

Es importante darse cuenta de lo que estás haciendo, toma consciencia. Si te has saltado algo del plan no te castigues, date la enhorabuena porque estás en el camino para lograrlo. Pequeños hábitos te van a ir ayudando mucho, y si tienes un mal día repásalo y fíjate en que has fallado pero “sin regañarte”.

Realiza por la noche una introspección. Repasa tu día y quédate con las cosas positivas, si algo no ha ido como habías previsto imagínate cómo te hubiese gustado que hubiera sido. Es muy importante ver el lado positivo y además te ayudará a dormir mejor y conciliar el sueño.

Dedícate dos minutos cada mañana a pensar qué quieres hacer ese día, ver tus progresos en la consecución de tu propósito. propósitos conscientes- emocion y salud

¡Celebra cada logro!, compártelo con los que quieres, disfruta de tus progresos, incluso date una recompensa.

Toma responsabilidad de tus acciones y ten paciencia. Es un camino hacia el propósito, hacía sentirte mejor. No te enfoques en el resultado final sino…

Disfruta del camino

Puede que te interese...

    facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
    rss

    UNO CRECE.

    vida-consciente-emocion y salud

    Imposible atravesar la vida…

    Sin que un trabajo salga mal hecho.

    Sin que una amistad cause decepción.

    Sin padecer algún quebranto de salud.

    Sin que un amor nos abandone.

    Sin que nadie de la familia fallezca.

    Sin equivocarse en un negocio.

     

    Ese es el costo de vivir.

    Sin embargo lo importante no es lo que suceda,

    sino cómo se reacciona.

    Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes,

    vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.

     

    Uno crece…

    Uno crece cuando no hay vacío de esperanza,

    ni debilitamiento de voluntad,

    ni pérdida de fe.

     

    Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla.

    Cuando acepta su destino,

    pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo.

     

    Uno crece asimilando lo que deja por detrás,

    construyendo lo que tiene por delante

    y proyectando lo que puede ser el porvenir.

     

    Crece cuando supera, se valora y sabe dar frutos.

    Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias.

    ¡Y siembras raíces!

     

    Uno crece cuando se impone metas

    sin importarles comentarios negativos, ni prejuicios,

    cuando da ejemplos

    sin importarle burlas, ni desdenes,

    cuando cumple con su labor.

     

    Uno crece cuando se es fuerte por carácter,

    sostenido por formación,

    sensible por temperamento…

    ¡Y humano por nacimiento!

     

    Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas,

    recoge flores aunque tengan espinas

    y marca el camino aunque se levante el polvo.

     

    Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones,

    capaz de perfumarse con residuos de flores…

    ¡Y de encenderse con residuos de amor!

     

    Uno crece ayudando a sus semejantes,

    conociéndose a sí mismo

    y dándole a la vida más de lo que recibe.

     

    Uno crece cuando se planta para no retroceder…

    Cuando se defiende como águila para no dejar de volar…

    Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.

     

    Entonces…

    Uno crece.

     

    Susana Carizza.

    Puede que te interese...

    facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
    rss

    VIDAS CONSCIENTES

    al rio de la vida herbolario el panal

    “Soñar es la mayor forma de libertad, sólo al soñar tenemos libertad,

    siempre fue así y siempre así será”.

    Así le contestaba el profesor John Keating, en aquella mítica película El Club de los Poetas Muertos, a uno de los magistrados de ese estricto colegio privado inglés, cuando le aconsejaba no “arriesgar” tanto en sus clases.

    Si todos hubiésemos tenido un profesor Keating seríamos quizás un poquito más felices, porque hubiéramos aprendido a querernos más y ser más conscientes. Hubiésemos asistido a aulas conscientes, seguramente John Keating practicaba mindfulness.

    ¿Qué es la vida si no somos conscientes de que estamos aquí, de que somos nosotros mismos y aquello que nos rodea lo que le da sentido y forma?

    “El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida”.

    Después de 26 años del estreno de esta película, sus frases no pueden sonar más actuales.

    “La esencia del ser humano es sentir el alma”, y la mayoría de las veces se nos olvida que somos protagonistas de la vida, pasando a ser actores secundarios de un guion escrito por otros: trabajo, desempleo, crisis, economía, angustia, ansiedad, vértigos…todo esto que está eclipsando nuestros días.

    “Carpe diem” disfruta hoy, ahora, porque mañana no sabes si despertarás.

    https://www.youtube.com/watch?v=CGHaoXd2L-c

     Y aunque las rutinas son inevitables, e incluso necesarias, no se trata de volverse loco y querer acabar con todo, se trata únicamente de ser conscientes de cada momento desde que nos levantamos hasta que cerramos los ojos.

    Cada trayecto que hagamos en el día, cada actividad, tomarse un café siendo consciente y disfrutándolo…es vivir.

    ¡Si estás respirando estás viviendo!

    vivir emocion y salud

    ¿Por qué no probar a ser conscientes en cada momento? Es difícil, porque los estímulos a nuestro alrededor son demasiados, las agendas, redes sociales, móviles, relojes…y porque nos han educado para analizar y dar sentido a nuestras experiencias mediante la reflexión.

    Que tú estás aquí,

    Que existe la vida y la identidad,

    Que prosigue el poderoso drama

    Y que tú puedes contribuir con un verso”. (W. Whitman)

    Pero podemos empezar por pequeñas rutinas que nos permitan estar cada vez más despiertos y plenamente atentos y ofrecernos una oportunidad para conocernos con mayor profundidad. Se trata de estar atentos a lo que nuestros sentidos nos transmitan siendo conscientes y prestando atención a cada una de las experiencias sin analizarlas, solo viviéndolas.

    Por ejemplo, establece un día a la semana para ser consciente de todas la rutinas del día, respira desde que abres los ojos, y ve al baño, desayuna, haz las comidas siguiendo el compás de tu respiración, hasta que no acabes una cosa no pienses en la siguiente. Haz todas tus actividades de forma tranquila y pausada.

    Coge una comida y obsérvala como si nunca antes la hubieses probado. Huele, saborea, reconoce todos los sabores que vienen de tu paladar….o una taza de té y siente el calor de la misma en tus manos, el olor que desprende el vaho, la sensación cuando pasa por tu garganta.

    Mañana cuando vayas a trabajar, al colegio a llevar a los niños, a la compra, al gimnasio…, haz el trayecto de forma totalmente consciente, observando todo lo que dejas en tu camino, las caras de la gente con la que te cruzas, la temperatura en tu piel, los sonidos que escuchas.

    Hacer las cosas con calma nos ayuda a procesar mejor la información que tenemos.

    Con el ritmo de vida que llevamos, una sociedad llena de estímulos, lograr esta atención, esta consciencia nos ayudará a conseguir objetivos, relajarnos, disfrutar, y como consecuencia de ello, ser más felices.

    https://www.youtube.com/watch?v=KAfr1BqDqZs

    Puede que te interese...

    facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
    rss